Juego real de ur

La finalidad del Juego Real de Ur consiste en llegar al otro lado del tablero con las 5 piezas de  juego antes que tu adversario. ¿Quieres jugar como los sumerios?

En 1926, sir Leonard Woolley era el responsable de la expedición arqueológica al yacimiento de la rica ciudad sumeria de Ur, al sur del actual Irak. Entre muchos otros tesoros, en la denominada Tumba Real descubrió unas piezas que enseguida fueron interpretadas como juegos y que, por tanto, no tenían una función meramente decorativa como muchos otros objetos del yacimiento.

De los cuatro tableros descubiertos, el mejor data de 2650 a.C. y está hecho de materiales como el nácar, el lapislázuli y la piedra calcárea roja. Puede admirarse en el Museo Británico, en perfecto estado de conservación. Lo que no se ha conservado son las reglas de juego, aunque una tabla de arcilla encontrada años después y escrita con caracteres cuneiformes ha dado a los investigadores información suficiente para recrear sus reglas y para conocer que el Juego Real de Ur era también un juego de apuestas.

Según los estudios que nos ofrece Irving Finkel, conservador de la sección de Antigüedades Orientales del Museo Británico, el Juego real de Ur es un juego de recorrido, cosa que lo convertiría en un antepasado directo de algunos juegos de la familia del BACKGAMMON. El tablero tiene veinte casillas, dispuestas en dos bloques, uno de doce y otro de seis casillas, unidas por un puente de dos casillas. Todas las casillas están bellamente ornamentadas, pero sólo las cinco que muestran una roseta tienen significado en el juego.

¿Como jugar al Juego Real de Ur?

El objetivo de los dos jugadores es atravesar el tablero con las cinco piezas que tienen y acabar siendo el primero en retirarlas. Las tiradas se hacen con tres dados piramidales blancos, que tienen dos de los cuatro vértices de color. En cada tirada obtendremos así de O a 3 puntos, según el número de vértices de color que no toquen el suelo.

Para entrar las fichas en el tablero, se precisa una tirada determinada (que no conocemos con certeza). Después, las fichas de los dos jugadores tienen recorridos diferentes. En cada casilla sólo puede haber una ficha. Si el movimiento de la ficha acaba en la casilla donde hay una ficha adversaria, ésta se elimina y debe volver a comenzar desde el principio. Las únicas casillas donde no pueden capturarse fichas son las cinco rosetas, que dan seguridad completa a quien las ocupa.

Fuente: El mundo en juegos de Oriol Comas i Coma

Ir arriba