Focus IQ Juego

FOCUS, que en Estados Unidos se comercializa con el nombre de DOMINATION, es un juego abstracto. Simple y original, en 1981 hizo ganar a Sid Sackson el Spiel des Jahres, el premio más prestigioso del mundo, que aquel año hizo una excepción: el Spiel no se otorga nunca a premios abstractos.

A Gamut of Games (Unos cuantos juegos) es un excelente libro de juegos. Sid Sackson, su autor, explica en él como puede jugarse a algunos de los mejores juegos del siglo xx, juegos para los que no se necesitan otros materiales que piezas de ajedrez y damas, juegos de cartas, dados y algunas fichas. Dado que él mismo ha sido el más grande creador de juegos, no se privó de incluir bastantes juegos suyos. Uno de estos juegos, FOCUS, fue editado comercialmente poco después con bastante éxito.

Como jugar a Focus IQ

Se juega en un tablero de ajedrez o cualquier otro de 8 x 8 casillas, del cual se tapan las tres casillas de cada esquina, y con 36 fichas de dos colores diferentes: nos irán muy bien 18 fichas de damas blancas y 18 negras. Las reglas, ahora lo veréis, son muy sencillas. En cambio, es un juego de sutiles y complejas estrategias y rápidos y aparentemente inesperados cambios de juego. Añadamos que es de los pocos juegos en que se produce el enfrentamiento entre los dos jugadores, en que se mata, apenas comenzada la partida, exactamente en la primera jugada. El objetivo es que el adversario se quede sin fichas o que no pueda mover.

Las fichas se mueven tantas casillas en línea recta o vertical-mente como fichas hay en la pila que se mueve. Es indispensable especificar que una sola ficha forma una pila de una fi’ cha. A la fuerza, la primera jugada consiste en mover una ficha una casilla. Las pilas se mueven independientemente de que en las casillas que encuentran por el camino haya fichas o no. Si a la casilla donde llegan las fichas hay otras fichas, se ponen encima de ellas. El jugador que tiene la ficha encima de la pila es quien la controla y el único que puede moverla. Las pilas pueden fraccionarse: por ejemplo, de una pila de tres fichas, una puede ir a una casilla vecina y las otras dos quedarse donde estaban; de una de cinco, tres fichas pueden ir a parar tres casillas más allá y dos quedarse en la casilla donde estaba originalmente la pila de cinco.

Las pilas tienen una altura máxima de cinco fichas. Cuando una pila sobrepasa esa altura, las fichas que sobran por debajo se retiran. Si son del jugador que ha movido, se las queda de reserva. Si son del adversario, son fichas capturadas y ya no intervienen en la partida.

¿Cómo se juegan las fichas de reserva? En su turno, un jugador con fichas de reserva puede jugar una a cualquier casilla del tablero, en vez de hacer un movimiento. ¡A cualquier casilla del tablero!

A Focus tamibén pueden jugar cuatro personas, todos contra todos o formando dos equipos. Se necesitan 52 fichas de cuatro colores diferentes, 13 por cada jugador. La posición de inicio es diferente, y las reglas son exactamente iguales. Aunque jugando a cuatro Focus es un buen juego, los grandes juegos de estrategia abstractos son casi siempre juegos para dos jugadores.

Bob Claster, un gran coleccionista de juegos de tablero de Estados Unidos y fan devoto de Sid Sackson, ha definido Focus como “las damas con Viagra”.

Fuente: El mundo en juegos de Oriol Comas i Coma

Ir arriba