La ruta del tesoro Juego de mesa

18,90

La ruta del Tesoro es un juego de mesa similar al clásico juego Monopoly, solo que los jugadores se desarrollan como piratas y no como ejecutivos.

Donde los jugadores representaran una variedad de reinos buscando apoderarse de la mayoría de posiciones disponibles como islas y plazas fuertes para convertirse en el más poderoso.

Como el clásico juego monopoly, los peones se moverán a través del tablero obteniendo la variedad de propiedades que no pertenezcan a nadie, o pagar algo de dinero por pasar por ellas.

Recomendado para mayores de 8 años, con una duración aproximada de 40 minutos y una capacidad entre 2 a 4 jugadores. Un juego de mesa para pasar un rato con la familia o en una reunión entre amigos.

¿Qué incluye La Ruta del Tesoro?

El juego posee artículos similares a lo que es el juego clásico de monopoly.

  • 1 tablero
  • 2 dados
  • 4 peones
  • 32 cartas, mitad de suerte y mitad del tesoro
  • 28 títulos de propiedad
  • Dinero en monedas y pagares
  • 30 casas
  • 10 castillos

Las monedas y pagares sustituyen los típicos billetes del juego monopoly, y los castillos a los hoteles. A medida que se construyan castillos en las propiedades aumentara significativamente el costo de los alquileres, haciendo más probable dejar sin dinero a los demás participantes.

Instrucciones Juego La Ruta del Tesoro

Se coloca el tablero en el centro de la mesa y todos los jugadores eligen un peón, se decide el orden de los jugadores con el método que más les guste, el más tradicional es tirar los dados y aquel que saque más puntuación será el primero.

Se barajan las cartas de suerte y tesoro por separado y se colocan sobre el tablero en su lugar correspondiente.

Se reparte a cada jugador una cantidad de dinero correspondiente para poder hacer pago de las propiedades en caso de caer en una.

Luego de haber preparado todo comienza con el juego.

¿Cómo jugar a La Ruta del Tesoro?

La forma del juego es muy fácil y entretenida, similar o igual al juego clásico de monopoly, donde el jugador lanza los dados y se mueve a través del tablero hasta caer en alguna propiedad con dueño o libre.

En caso de estar libre el jugador estará obligado a comprarla y obtener su título de propiedad, todo esto lo realizara cada jugador. En caso que uno de los jugadores termine su movimiento en alguna propiedad de otro jugador, deberá pagar una suma de dinero descrita en su título de propiedad.

Lo importante es hacerse dueño de varias propiedades para lograr conseguir más dinero de sus oponentes hasta dejarlos sin dinero y así lograr ganar la partida.

Cuando se tiene el título de propiedad de todas las zonas de un mismo color se puede optar por la construcción de casas y castillos para aumentar el pago de alquiler de sus oponentes, es importante resaltar que se deben construir 4 casas en cada propiedad del mismo color antes de poder construir un castillo.

La construcción de las casas debe ir en orden, si se construye una casa en una de las propiedades no se puede realizar una segunda sin antes haber construido una en las demás propiedades, esto se hace de la misma manera en caso de querer eliminar las casas de las propiedades.

En el transcurso del juego los jugadores pueden caer en casillas ya sea de suerte o tesoro que los obligaran a sacar una de las cartas de los mazos y realizar la acción que le muestre, ya sea repartir dinero entre los jugadores, agarrar dinero de los jugadores, retroceder pasos, avanzar hasta una propiedad específica para pagar alquiler o adquirirla, entre otras cosas.

Ir arriba