Monos locos Juego

Los Monos Locos es un gran juego de mesa infantil donde los jugadores no deben permitir que los monos caigan. Ayudará a desarrollar las habilidades de los niños ya sean visuales y manuales. Permitiendo que aprendan a ser pacientes a la hora de jugar para no perder.

Recomendado para niños mayores de 5 años de edad, con una capacidad entre 2 a 5 participantes con una duración de 30 minutos aproximadamente.

Un juego bastante entretenido donde niños y adultos podrán pasar horas de diversión ya sea en una reunión familiar o con sus amigos. Un juego fácil de estrategia y acción que obliga a los niños a desarrollar sus habilidades motoras.

¿Qué incluye el juego Monos locos?

Un juego muy básico que requiere de pocos artefactos para poder desarrollar correctamente su funcionamiento.

  • 1 palmera de plástico con hoyos.
  • 30 monitos.
  • 30 palitos, 3 colores distintos o sea 10 palitos de cada color.
  • 1 dado especial de 3 colores.

Es importante aclarar que el juego no puede ser manipulado por niños menores de 3 años, el juego posee monos y un dado que son pequeños los cuales entran fácilmente en la boca de un niño y puede llegar a generar asfixia.

Instrucciones Monos locos

Se deciden los jugadores  y el orden de la partida, ya sea el jugador más joven u otro método de decisión, y se monta el árbol encima de la mesa o el suelo.

Con ayuda de los hoyos que tiene la palmera, atraviesa los palitos de colores hasta que se acaben todos y finalmente armando una red de palitos. La forma correcta de colocar los palitos es poner 2 colores en cada nivel, en total hay 5 niveles de hoyos.

Finalmente se cogen los monos locos y se lanzan por encima de la palmera intentando que todos queden enganchados  a los palitos y no quede ninguno por fuera. Se decide el orden de los jugadores y comienza el juego.

¿Cómo jugar a Monos locos?

Antes de iniciar los jugadores pueden decidir la cantidad de partidas para hacer antes de anunciar al ganador de todas las partidas.

El juego es muy sencillo y entendible para los niños, lo único que debe hacer cada jugador es lanzar el dado en su turno y dependiendo del color que muestre el dado será el color del palito que deberá sacar del tronco de la palmera, siempre recordando hacerlo con mucho cuidado para que los monos locos no caigan al suelo.

Los jugadores deberán tener mucho cuidado, ya que si hacen un movimiento en falso y cae un monito durante su turno, inmediatamente lo deberán añadir a su montoncito de monos, es por eso, que deben ser lo más agiles posibles para que los monos no se caigan.

La mejor manera de ir sacando los palitos es desde la parte superior hasta llegar a la inferior. Obligatoriamente al momento de haber agarrado uno de los palitos será ese y solo ese el que el jugador sacara.

En caso de que ya no queden palitos del color que indique el dado, entonces el jugador perderá el turno y pasara a lanzar el siguiente jugador. En este juego perder el turno es muy bueno pues significa que habrán menos posibilidades de tumbar monos.

Al momento de retirar el último palito se acaba el juego, por lo que los jugadores deberán contar la cantidad de monos que tienen en su poder y el que posea menos monitos ganara el juego.

Seguidamente si se ha decidido hacer varias partidas, los jugadores pueden armar nuevamente la palmera, haciendo la red de palitos y seguido a esto lanzar los monitos en la parte superior del árbol.

Ir arriba