Puerto Rico Juego de mesa

Puerto Rico Juego de mesa, a pesar de su rabiosa juventud, agrada. Veamos por qué. Basado en la época colonial, es un juego de gestión, donde cada jugador es el amo de una plantación inmensa. Tendrá que cultivar (añil, tabaco, café, caña de azúcar, maíz), transformar las materias primas en productos manufacturados y enviarlos a Europa. Para mantener el negocio, tendrá que tener colonos que trabajen las tierras, deberá invertir y construir edificios de todo tipo (secadores de tabaco, refine-rías de azúcar, mercados, almacenes, tiendas, universidades, puertos, fortalezas, aduanas y un largo etcétera), que le darán pequeñas ventajas.

Boardgame Geek es un portal de juegos de tablero contemporáneos. No, un portal no, Boardgame Geek es el portal de juegos. Funciona como una enorme base de datos. En agosto de 2004 podían encontrarse fichas de 13.100 juegos, que pueden ordenarse por orden alfabético, por autor, por editorial, por año de aparición, por 74 categorías de juego (abstractas, de bluff, de acción, de dados, de construcción de ciudades, de deducción, relacionados con la guerra civil americana, con la mafia, con el Renacimiento, con el espionaje…), por 42 tipos de mecanismos (tablero modular, de simulación, cooperativos, de bazas, de poderes variables, de memoria…). Contiene fotos, ayudas de juego, variantes. Los usuarios también lo utilizan para cambiar o vender juegos entre ellos, para enviar reseñas, comentarios e informes de sesiones de juego. Hasta agosto de 2004, 2.325 personas habían evaluado el juego PUERTO RICO, de ellas 714 le habían otorgado un 10 y 849 más le daban entre 9 y 9,9.

Otro dato, Games es la revista estadounidense de juegos y pasatiempos por excelencia. En agosto de 2003 fue, con seguridad, la primera vez que la cubierta de Games se dedicaba exclusivamente a un juego de tablero que acababa de aparecer. ¿Cuál? PUERTO RICO, claro.

¿Como jugar a Puerto Rico?

Los jugadores hacen todas estas cosas al mismo tiempo. Por-que éste es el gran triunfo de PUERTO RICO: la mecánica de jue-go. En cada turno, los jugadores pueden convertirse en campesinos, alcaldes, albañiles, artesanos, comerciantes, capitanes de barco o buscadores de oro (más personajes que jugadores, pues). Cada uno tiene unas características específicas que emplea en las acciones que le son propias.

En cada turno, un jugador es el gobernador de la isla. Coge una carta de personaje y la coloca delante de sí. Efectúa la acción que la carta le permite: el campesino planta nuevos cultivos, el alcalde te deja tener nuevos colonos, el albañil levanta un edificio… después de él, por orden, todos los jugadores hacen también la acción. Acabada la ronda, el jugador de su izquierda coge un personaje de los que quedan y ejecuta su acción. Los otros jugadores también llevan a término esta acción.

Acabado el turno, un nuevo jugador será el gobernador de PUERTO RICO. La estrategia del juego es cambiante: en cada turno con-viene coger el mejor personaje en función de la situación de las plantaciones propias, pero hay que estar atento a que esta acción no sea también beneficiosa para los demás jugadores.

Como en la mayoría de los juegos editados en Alemania, los materiales son de buena calidad, el diseño gráfico muy cuidado, las reglas (que a primera vista pueden desalentar a los jugadores con poca experiencia: doce páginas llenas de texto y gráficos), a todo color, son comprensibles y claras. Ya lo sabéis, PUERTO RICO es un juego que merece estar en todas las casas donde gusta jugar.

Fuente: El mundo en juegos de Oriol Comas i Coma

Ir arriba