Story Cubes: Dados para contar historias

9,99

¡Lanza los dados y cuenta una historia! ¡Cada historia será al azar y nunca hay una forma incorrecta de contarla! Con cada nueva jugada, nuevas posibilidades surgirán permitiendo que la creatividad y la imaginación se vuelvan locas! Desde los más jóvenes hasta los más viejos, Story Cubes Dados atraerá e inspirará a todos en tu mesa de juegos.

Story Cubes está compuesto por 9 cubos de seis caras. En cada cara del cubo hay una imagen única (54 en total) que representa cualquier cosa, desde una manzana hasta un rayo de luz.

Preparación del Story Cubes

La preparación del juego es extremadamente simple. Todo lo que se necesita es un área de juego central en la que se rodarán todos los dados. ¡Eso es todo! ¡Hora de jugar!

¿Cómo jugar a Story Cubes: Dados para contar historias?

Los dados para contar historias no tienen una única forma de jugar. De hecho, las reglas de la caja dicen que hay infinitas maneras de usar los cubos para jugar a cualquier tipo de juego que se te ocurra. Esto incluye juegos solitarios, cooperativos, de equipo y de competición. Los cubos están pensados para estimular la creatividad de un individuo proporcionando pistas visuales. La forma en que se utilizan esas pistas depende del jugador en función de la partida que esté jugando. Te proponemos tres juegos diferentes antes de que inventes tus propias normas:

Érase una vez…

El jugador toma los 9 cubos y los lanza. Se selecciona un solo cubo y es el punto de partida de la historia usando la frase, “Érase una vez…” Luego se crea una historia usando el resto de los 8 cubos y se cuenta de tal manera que cada cubo se enlaza con el siguiente a través de la narración de la historia.

Primero el título y luego la historia

Al jugador se le ocurre un título para una historia. Por ejemplo, “La peor noche de tu vida” o “Los delfines empiezan a andar”. Luego el jugador lanza los 9 cubos y usa las imágenes para contar una historia que se relacione con el título de la misma.

Historia cooperativa

Divide los cubos entre todos los jugadores; no pasa nada si uno o más jugadores tienen más cubos que los otros jugadores. El primer jugador lanzará sus cubos y seleccionará una de las imágenes de los cubos para usarla. Este cubo se coloca en el centro del área de juego y es visible para todos los demás jugadores. El primer jugador entonces comienza una historia usando el cubo jugado en el centro. Cuando termina, pasan su turno al siguiente jugador que tira sus cubos, seleccionando uno para colocarlo en el centro del área de juego, y continúa contando la historia, incorporando su historia con la del otro jugador. El juego continúa hasta que todos los jugadores hayan tirado sus cubos y la historia esté completa.

Estas son solo tres formas de usar los dados para contar historias! Los cubos realmente ofrecen posibilidades ilimitadas y el único límite es la imaginación del jugador.

Ir arriba